Lordosis lumbar

Clínica Fisioterapia en Ibi

¿Qué es la Lordosis o curvatura lumbar?

Es muy frecuente que nos llevemos las manos a la espalda por dolor. Nuestra espalda se encuentra compuesta por una serie de segmentos llamados que llamamos vértebras, dichos segmentos están unidos entre sí y forman un conjunto único que llamamos columna vertebral. Nuestra columna vertebral no es rectilínea, se encuentra formada por una serie de curvas (lordosis y cifosis) que juegan un papel fundamental para poder soportar de manera eficiente el peso corporal diario.

Con la edad, estrés, falta de ejercicio, sedentarismo… estas curvas tienden a perderse o incluso a invertirse generando rectificación lumbar o pérdida de curvatura lordótica lumbar, hiperlordosis lumbar baja (en este caso se trata de una compensación en el último segmento vertebral en el que se ve aumentada esa lordosis fisiológica de la columna lumbar).

La espalda es una de las partes más fuertes del cuerpo, ya que es la que nos sujeta y soporta mucha tensión a lo largo de la jornada. A pesar de ser una parte muy fuerte, puede verse afectada y resentida, sobre todo por dos zonas delicadas, la parte cervical y la lumbar. Sobre todo en la zona lumbar puede tener lugar un problema llamado lordosis.

La lordosis es un mal que padecen muchas personas y que puede estar provocado por la forma de vida o por la genética de cada individuo. A pesar de todo, es un trastorno que podemos corregir para evitar males mayores, ya que si no tomamos cartas en el asunto este mal puede ir a más.

¿Por qué es tan importante la lordosis lumbar para evitar los problemas de espalda?

Con una correcta curvatura lumbar o lordosis, el peso no recae directamente sobre los discos intervertebrales. En este caso, la musculatura paravertebral lumbar está más tonificada y predispuesta a asumir gran parte del peso del cuerpo. Además, en este caso, el peso se distribuye de manera más homogénea sobre las vértebras, haciendo que el disco intervertebral se mantenga sano e hidratado.

La lordosis se caracteriza por una curvatura exagerada de la parte lumbar. Esta se aprecia a simple vista, ya que la postura normal de la columna no se respeta, sino que se ve alterada por este accidente. Las personas que lo padecen suelen tener los glúteos más prominentes de lo que estamos acostumbrados, pues al desplazarse la columna el coxis se ve afectado obligando a los glúteos a sobresalir hacia afuera.

Por lo general la lordosis no da síntomas ni malestar, aunque depende mucho del grado que tengamos y de las circunstancias de cada persona, puesto que si se junta la lordosis con otras desviaciones lumbares como la escoliosis la cosa se complica y podemos llegar a tener dolores en esta parte del cuerpo. Si la desviación es mínima no notaremos ningún efecto, ya que este hecho no afecta al correcto funcionamiento del organismo, sino que a medida que pasa el tiempo la columna se irá desplazando y aumentando su curvatura.

Para evitar que una lordosis vaya a más y acabe por ser un verdadero problema debemos tomar medidas al respecto. Es cierto que en muchos casos esta malformación se debe a factores genéticos, puesto que algunas personas nacen con la columna de esta manera. Pero por lo general se produce por malas posturas o por la falta de tono muscular en la zona lumbar.

Mujer con dolor de espalda

Son varios factores que hacen que perdamos las curvas de nuestra espalda, mencionaré los más importantes:

  • El sedentarismo, la falta de ejercicio físico y dinamismo: las curvas de nuestra espalda son sinónimo de dinamismo, de movilidad, flexibilidad y en definitiva de salud. La sociedad de hoy en día nos hace estar demasiado tiempo sentados. Desde que somos niños, en la escuela, con los videojuegos, en el ordenador… hasta adultos, en la universidad, en el trabajo… vivimos en una sociedad cada vez menos dinámica y activa, ya que no tenemos que andar largos recorridos como se hacía antaño. Todo esto nos hace perder las curvas fisiológicas de nuestro organismo.
  • El exceso de estrés y el acúmulo de cansancio nos hace perder curvatura, sobre todo lumbar: como sabéis el estrés físico y sobre todo mental, nos hacen perder energía y vitalidad, esta pérdida de energía nos repercute directamente en nuestra postura corporal, con el paso del tiempo.
  • La afectación emocional como tristeza, sentimiento de fracaso, desánimo: estas emociones negativas nos hacen que estemos cabizbajos con una “postura de derrotado” que a la larga hace que el cuerpo adquiera una postura de decaimiento que acaba por afectar a las curvaturas de nuestra espalda.

La lordosis lumbar, la clave para la salud de nuestra espalda

El mantenimiento de la lordosis es lo más idóneo para nuestra espalda, ya que esta curvatura si se modifica por tiempo prolongado, ocasiona dolencias.

¿Entonces… qué podemos hacer para ganar curvatura lumbar o mantener la lordosis?

Hay múltiples ejercicios específicos, tanto de estiramiento como de potenciación, para mantener y ganar curvatura lumbar, sin llegar a generar una hiperlordosis que tampoco es ideal para la salud de nuestra espalda, los cuales pueden ser muy efectivos para recuperar y favorecer el buen mecanismo articular vertebral. Los fisioterapeutas podemos desbloquear las vértebras y descontracturar la musculatura espinal para favorecer así la flexibilización y la recuperación progresiva de las curvaturas vertebrales, pero sin duda el consejo más importante y sencillo de todos es realizar ejercicio físico diario de manera regular.

Pide ahora tu cita en la Clínica FB Salud Integral en Ibi o en Villena. 

 

Últimos noticias

Abrir el chat
¡Hola! ¿Con qué clínica te quieres poner en contacto?