¿Qué es la fisioterapia deportiva?

¿Qué es la fisioterapia deportiva? Todo sobre la fisioterapia en el deporte

 

En las Clínicas de Fisioterapia Bernabéu somos especialistas en Fisoterapia Deportiva, pero ¿Sabes qué es la fisioterapia deportiva? En este artículo te mostramos en qué consiste esta disciplina ¿Comenzamos?

¿Qué es la fisioterapia deportiva? Definición básica de esta disciplina

En pocas palabras, podemos decir que la fisioterapia deportiva es una especialidad de la fisioterapia que tiene como objetivo prevenir y tratar lesiones físicas producidas en el ámbito de la práctica deportiva, sea esta profesional o amateur.

En este sentido, la fisioterapia deportiva abarca aspectos tan variados como los siguientes:

  • Participar en el entrenamiento de deportistas profesionales y aficionados, en colaboración con otros especialistas (como entrenadores, preparadores físicos, psicólogos deportivos, etc.). En este punto, tenemos claro que hemos de  ayudar al deportista a adquirir una técnica adecuada en la ejecución de los movimientos propios del deporte de que se trate. Se persigue no solo mejorar el rendimiento, sino, principalmente, prevenir la aparición de lesiones debidas a una mala ejecución. Esta labor, que muchas veces se pasa por alto, es una de las más importantes de los profesionales de la fisioterapia deportiva.
  • En un contexto parecido, cómo especialistas en  fisioterapia deportiva  asesoramos a aquellas personas que van a empezar una determinada práctica deportiva. Se trata, de modo similar al caso anterior, de dar algunas pautas o directrices para una iniciación segura en el deporte, tanto desde el punto de vista puramente técnico como supervisando el proceso de adaptación física de la persona que se introduce en alguna práctica deportiva.
  • En tercer lugar nos encontramos con el aspecto seguramente más conocido de la fisioterapia deportiva: el tratamiento y recuperación de lesiones originadas en la práctica de algún deporte. Se trata en este punto de conseguir una curación lo más rápida y eficaz posible, intentando alcanzar una recuperación total del estado físico anterior a la lesión. Como te imaginas, la variedad de lesiones a las que nos enfrentamos como fisioterapeutas deportivos son amplísimas.  No obstante, algunas de las más comunes son los esguinces de todo tipo, tendinitis, roturas de fibras y contracturas.

El factor tiempo en la fisioterapia deportiva

Sin lugar a dudas, la importancia del factor tiempo es uno de los rasgos más característicos de la fisioterapia deportiva en el nivel profesional y de competición.

En concreto, nos referimos al tiempo de recuperación de las lesiones. Y es que, en el deporte profesional, la rapidez de recuperación es un factor clave para que el atleta pueda reanudar los entrenamientos y volver a competir lo antes posible.

Es cierto que algunas técnicas de la fisioterapia deportiva pueden ayudar a acelerar esta recuperación. Pero tampoco podemos olvidar que los tejidos (músculos, tendones, etc.) necesitan un cierto plazo mínimo para regenerarse.

Por tanto,  muchas veces hemos de buscar el equilibrio  entre estas dos cuestiones. Por una parte, intentarás apurar los tiempos e intensificar los tratamientos. Sin embargo, por otra parte, adaptarnos al ritmo de recuperación natural del cuerpo, sin forzar en exceso la capacidad física de nuestros pacientes. Como comprenderás, una recuperación incompleta o en falso puede acabar resultando incluso más perjudicial que la lesión de partida.

 

¿Qué es el kinesiotaping y para qué se utiliza en la fisioterapia deportiva?

Incluso si no estás demasiado familiarizado con la fisioterapia deportiva, seguro que habrás visto en muchas ocasiones estos vendajes de colores vistosos que se usan para ayudar a la recuperación de lesiones deportivas o de otro tipo.

Aunque se desarrolló inicialmente en los años 70, no fue hasta hace algunos años cuando el kinesiotaping o vendaje neuromuscular adquirió una popularidad generalizada.

El funcionamiento de estos vendajes adhesivos de algodón es realmente sencillo. Así, se aplican sobre la zona a tratar, adhiriéndose a la piel en la forma que el fisioterapeuta considere adecuada, según el tipo de lesión de que se trate. Dado que el vendaje es flexible y se aplica con una cierta tensión, va a realizar una determinada fuerza de tracción sobre la zona donde se coloque.

Aunque todavía no se han completado estudios científicos concluyentes sobre su eficacia terapéutica, muchos profesionales los utilizan para complementar otros tratamientos de fisioterapia deportiva.

Así, algunos de los potenciales beneficios que habitualmente se atribuyen al kinesiotaping son los siguientes:

  • Puede contribuir a una mejor y mayor movilidad en caso de lesión.
  • Podría tener un cierto efecto de alivio en caso de dolor, al minorar la presión de los receptores sensoriales subcutáneos.
  • Puede ayudar a disminuir la inflamación, al acelerar el drenaje de la zona donde se aplica, mejorando también la circulación sanguínea. Según muchos profesionales, también contribuye a una mejor eliminación de líquidos.
  • Facilita la estimulación muscular, mediante la tensión que ejerce el vendaje, lo que puede ayudar a disminuir los calambres y aliviar la fatiga del músculo.
  • El kinesiotaping puede también contribuir a la reeducación postural y así disminuir los problemas musculares que genera una mala postura.

Frente a otras técnicas, el kinesiotaping cuenta con la ventaja de su facilidad y rapidez de aplicación, además de ser un vendaje que no limita los movimientos. Por ello, el deportista puede continuar con una actividad física adecuada a su situación, a pesar de llevar estos vendajes neuromusculares.

 

Otras herramientas de la fisioterapia deportiva

Además del kinesiotaping, existen muchas otras técnicas y herramientas habitualmente utilizadas en la fisioterapia deportiva, como por ejemplo las siguientes:

  • Electroterapia, que utiliza estímulos eléctricos para reducir o eliminar el dolor, como técnica antiinflamatoria o bien para mejorar la actividad muscular. Estas terapias con electricidad pueden ser de diversos tipos: electro estimulación, TENS, iontoforesis (corriente galvánica), microondas o ultrasonidos.
  • Crioterapia, es decir, tratamientos a base de frío. Desde simples masajes de hielo hasta la aplicación de chorros fríos, baños de inmersión o saunas frías.
  • EPI / EPTE (electrólisis percutánea intratisular y electrólisis percutánea terapéutica).
  • Punción seca, en la que se emplean agujas para conseguir una relajación muscular más eficaz que con la terapia manual tradicional.
  • Terapias con láser. En este tipo de tratamientos se usa la luz láser para una gran variedad de aplicaciones terapéuticas. Por ejemplo, para reducir la inflamación, aliviar el dolor e incluso para estimular la cicatrización natural de heridas en diversos tejidos.

Adicionalmente, existe todo un conjunto de herramientas que se emplean en la fase de diagnóstico. Por ejemplo, y muy especialmente, la ecografía.

 

¿Por qué es necesaria la fisioterapia deportiva?

La fisioterapia deportiva es, con toda probabilidad, una de las especialidades con más futuro dentro de la fisioterapia. Algunos de los factores que contribuyen a la buena salud de esta disciplina son los siguientes:

  • El deporte profesional no ha dejado de crecer durante las últimas décadas. Por una parte, han surgido o, al menos, han crecido de forma espectacular nuevos deportes que apenas eran conocidos hasta hace pocos años. Por otra, los deportes tradicionales han seguido ganando popularidad y volviéndose cada vez más intensos y espectaculares. Todo ello implica una mayor exigencia física a los deportistas y, en consecuencia, una creciente necesidad de prevenir y recuperar todo tipo de lesiones.
  • Al mismo tiempo, el deporte amateur y la importancia de mantenerse en buena forma física se han extendido a todas las capas de la sociedad. Tanto las competiciones deportivas de aficionados como el simple entrenamiento físico de todo tipo de personas suponen una potencial mayor carga de trabajo para los fisioterapeutas deportivos.
  • En relación con el punto anterior, esta mayor presencia del ejercicio físico también se extiende a personas de edades cada vez más avanzadas. La práctica deportiva en la madurez y en la tercera edad, que hace algunas décadas era muy limitada, hoy está absolutamente generalizada. Y esto suele reflejarse también en una mayor incidencia de lesiones y una creciente demanda de terapias de recuperación.
  • Es probable que haya una mayor concienciación acerca de la importancia de la fisioterapia, así como una menor reticencia a destinar recursos económicos a este tipo de tratamientos. El público en general es quizás menos reacio a invertir en tratamientos de fisioterapia deportiva con miras a prevenir lesiones, evitar su agravamiento o posibilitar una recuperación plena antes de seguir con su actividad física habitual.

 

Ahora que ya sabes qué es la fisioterapia deportiva,  pide cita aquí y te realizamos una valoración.

 

Últimos noticias

Abrir el chat
¡Hola! ¿Con qué clínica te quieres poner en contacto?