Artrosis de Cadera y Rodilla

Artrosis de cadera y rodilla

 

¿Qué es?

La artrosis es el desgaste progresivo e irreversible de las superficies de contacto de una articulación, que tiende a empeorar con el paso del tiempo. Es una enfermedad frecuente en las personas de mediana edad.

Las articulaciones más comúnmente afectadas son la rodilla y la cadera.

Causas:

Las principales causas de la artrosis de cadera y rodilla son la obesidad, las secuelas de fracturas, los procesos inflamatorios sobre las articulaciones (artritis), y la herencia familiar.

Tipos de tratamiento

 

Tratamientos conservadores:

  • Disminuir peso e índice de masa corporal, para estar dentro de los rangos recomendados para su sexo y altura. Entre 3 y 5 kilos menos pueden generar un gran cambio positivo en tu calidad de vida.
  • Rehabilitación y fisioterapia para disminuir el dolor y mejorar la movilidad y el rango de la articulación.
  • Tomar analgésicos y antiinflamatorios como Paracetamol e Ibuprofeno, para aliviar el dolor, sin abusar de éstos. Recuerda que el Paracetamol no reduce la inflamación, pero puede aliviar síntomas leves, con pocos efectos secundarios.
  • Cambiar tu estilo de vida, hacer ejercicio suave como bicicleta, caminar, y nadar te darán buenos resultados sin impactar la articulación.

Tratamientos quirúrgicos:

Cuando el dolor no te permite vivir normalmente y te incapacita, se deben considerar los tratamientos quirúrgicos, que dependen del grado de artrosis y el número de compartimientos que estén afectados.

  • La artroscopia es una técnica mínimamente invasiva que permite limpiar la articulación de la rodilla y quitar los fragmentos sueltos de cartílago.
  • La osteotomía, que consiste en hacer pequeños cortes en el hueso, permite descargar un compartimiento de la rodilla que esté más afectado.
  • El reemplazo articular es la última medida. Consiste en implantar una prótesis en la articulación afectada. Esta puede ser parcial o total, según el caso.

En aquellos casos en los que la articulación está deteriorada y los tratamientos conservadores no quirúrgicos no mejoran el dolor e incapacidad funcional del paciente, es cuando está indicado un reemplazo articular.

Si necesitas más información, estaremos encantados de atenderte en nuestras instalaciones en Ibi y Villena. 

Ahora puedes pedir cita aquí y te realizamos una valoración.

 

Últimos blogs

Abrir el chat
¡Hola! ¿Con qué clínica te quieres poner en contacto?